Consejos y trucos para fotografiar baños pequeños

En fotografía de interiores, una de las estancias que más problemas nos genera suele ser el baño. Eso puede ser por varios motivos, pero el principal normalmente, es por el poco espacio que tenemos.

En esos casos tenemos que recurrir a todas nuestras habilidades y técnica fotográfica para conseguir una imagen que pueda mostrar cómo es realmente ese espacio. Y no es fácil. 

En este vídeo te voy a mostrar algunos ejemplos y te daré una serie de consejos para conseguir las mejores fotos posibles en un espacio reducido.

Objetivo

La primera recomendación es tener un objetivo gran angular que abarque alrededor de 108º. Para una cámara Full Frame sería un 16mm, para una APS-C un 10mm y para una micro 4/3 un 8mm.

Si tomas las fotografías con un Smartphone verifica que tenga gran angular.

Esta primera condición es, desde mi punto de vista, imprescindible. Ya que si no lo tienes es imposible sacar una imagen mínimamente interesante y que pueda explicar un espacio tan pequeño.

¿Significa esto que si no tengo un gran angular no puedo hacer nada? No exactamente. 

En ese caso te propondría dos alternativas. La primera y la más sencilla es tomar fotos de las diferentes partes interesantes que tenga ese baño, el lavabo con el espejo, la ducha o bañera, etc.

La segunda opción sería hacer una panorámica, esto es tomar varias fotografías consecutivas girando la cámara y luego unirlas con un software de edición o, si lo haces con el teléfono directamente, ya te sacará una foto unida.

Si optas por hacer una panorámica tienes que tener en cuenta algunas cosas.

  1. Posición de la cámara. Si la foto final es horizontal la cámara tiene que estar en vertical y viceversa.
  2. Las fotografías se deben solapar entre un 30 y un 40% de la imagen de cada foto sobre la siguiente de la serie. Así el software podrá unirlas más fácilmente.
  3. La exposición tiene que ser exactamente igual en cada fotografía.
  4. Para que la imagen final sea natural y no se deforme tienes que hacer pocas fotografías, en general diría que no más de cuatro, pero pueden ser menos.
  5. La cámara o el teléfono debes tenerla fija en un trípode y girarla sobre su eje para ir tomando las diferentes fotos.

Céntrate en lo importante

No te obsesiones con sacar muchos elementos en la imagen. En la mayoría de ocasiones es más efectiva una fotografía bonita de los elementos más destacables que una más general sin un punto de interés. 

Por ejemplo, mejor una foto del lavabo con el armario y el espejo que una general añadiendo el inodoro y el bidé.

En todo caso el inodoro no es un elemento importante, todos los baños tienen uno. No fuerces la fotografía para que aparezca.

Aprovecha el espejo.

Cuando sea posible puedes aprovechar el espejo para mostrar algo que no puedes ver en el encuadre, como por ejemplo la ducha o un armario. Eso complementa la información de la fotografía mostrando otros elementos que hay en el baño.

Posición y altura de la cámara

La altura correcta de la cámara en los baños suele ser aproximadamente un palmo por encima de la encimera. Eso es sobre un metro o metro diez.

De esta forma todos los elementos del baño se ven más naturales.

No descartes la posición vertical de la cámara. En ciertas situaciones es la mejor opción para mostrar más y dar más sensación de amplitud en los espacios pequeños.

En estos casos casi siempre tenemos que tomar las fotos desde el exterior del baño con la puerta abierta. Cuando lo hagas así te recomiendo que no se vea el marco ni la puerta, de esta forma centras la atención en el propio baño, sin distracciones. 

Además, compositivamente es más atractivo si no se ve el marco y la puerta. Por supuesto, siempre hay excepciones.

Cuidado con los elementos que están en los extremos del encuadre.

Por la ley de la perspectiva, si tenemos un ángulo de visión amplio, los elementos que estén cercanos a los bordes del encuadre se deforman. 

Evita que haya elementos que se puedan deformar cerca de los bordes del encuadre. Puedes cambiar de lugar los elementos en cuestión o la posición de la cámara.

Fotografía detalles y pequeños ambientes.

A todos nos resultan muy atractivos los detalles y pequeños ambientes de diferentes partes del baño. Por ejemplo, una fotografía cercana del lavabo con el grifo abierto, un par de velas encendidas y una pastilla de jabón. La idea es crear composiciones atractivas que transmitan sensación de hogar y calidez.

Aprovecha la iluminación

También puede ser interesante jugar con la iluminación cuando sea posible. Crear diferentes efectos de luz en algunas partes puede crear una sensación agradable de intimidad. O simplemente ser atractivo para quien lo está viendo. Esto irá en función del tipo de baño que sea y de las posibilidades que tenga.

Como ves no hay fórmulas mágicas que solucionen el problema, pero si aplicas estos consejos conseguirás mejores fotos y así transmitir las sensaciones que necesitas para que el espectador se sienta atraído por ese espacio.

Espero que estos consejos te sean de utilidad y, sobretodo, que los apliques.

Un saludoPD. Creo que también te puede interesar saber Cómo fotografiar interiores con luz natural

Deja un comentario

Ir arriba