Cómo entregar tu trabajo a los clientes para dar buena imagen

Hola bienvenidos a este nuevo vídeo. Hoy te voy a compartir varias formas de entregar tus fotografías a los diferentes clientes que puedes tener en fotografía de arquitectura e inmobiliaria.

Esta es una parte del proceso que no se le suele prestar mucha atención pero que, desde mi punto de vista, es importante hacerlo bien.

¿Por qué?

Porque dependiendo del cliente, la manera de entregar tu trabajo también ayuda a darle más valor al mismo y crearte una imagen de calidad y profesionalidad.

En primer lugar vamos a separar los tipos de clientes por sus necesidades o dicho de otra forma, por lo que van a hacer con esas fotos.

Un tipo de cliente serían las agencias inmobiliarias o particulares que necesitan las fotos para vender o alquilar un inmueble a través de internet.

Otro tipo podría ser comercios, hoteles, restaurantes, campings, etc. que necesitan las fotos para publicidad online, redes sociales y eventualmente, imprimir algunos folletos.

Y por último tenemos los estudios de arquitectura y empresas promotoras, que van a utilizar las fotos para promover su trabajo en todos los frentes posibles, incluyendo exposiciones, libros, ampliaciones grandes o vallas publicitarias.

Te voy a mostrar cómo entrego para cada uno de estos clientes pero antes quiero comentarte cómo preparo las fotos antes y cómo las exporto.

Como ya he dicho más veces, la finalidad de nuestro trabajo es que la persona que lo está viendo entienda la obra sin tener que explicarle nada. Y creo que para que eso sea posible tiene que ver las fotos en un orden determinado.

Por lo tanto lo primero que hago una vez terminada la edición es ordenarlas y “renombrarlas” en el orden que a mí me interesa añadiendo un número consecutivo delante del nombre del archivo. De esta forma cuando el cliente las vea, lo hará en el orden que a mí me interesa. Que es el que le permite entender el proyecto más fácilmente.

En el vídeo te muestro cómo lo hago en Lightroom, que es el software que utilizo normalmente para editar.

Una vez hecho esto te comento las formas de entrega del trabajo. 

Para las agencias inmobiliarias o clientes que quieren las fotos para vender o alquilar suelo hacer la entrega online.

Pero antes te comento un par de cosas a nivel de tamaño y calidad de las imágenes para este tipo de clientes.

Suelo entregarles dos carpetas, una para web y la otra por si necesitan imprimir alguna para publicitar en el local.

La de tamaño web suele ser de 2500 px el lado largo, 72 ppp y una compresión del 60% o 6. De esta forma “pesan” poco y se ven muy bien.

En la carpeta imprimir son un poco más grandes. Las dejo a 30 cm el lado largo, 200 ppp y compresión al 80% u 8.

Para estos clientes hay básicamente tres formas de enviarles el trabajo. La más impersonal es a través de plataformas de entrega de archivos como Wetransfer o Smash. En su versión gratuita Wetransfer tiene una limitación de 2Gb y Smash no pone limitaciones.

Otra opción es a través de un espacio propio como Google Drive o Dropbox. Le subes la carpeta y el cliente se las puede descargar.

Y finalmente tienes la opción más “profesional” de cara al cliente que sería a través de tu propio FTP. O sea que lo subes a tu hosting y le das el enlace para que se lo descargue, que sería algo como https://tudominio.com/carpetadefotos/

Esto se hace mediante un software cliente FTP como Filezilla que es gratuito y sirve para subir archivos a tu hosting.

En el vídeo te muestro cómo lo hago en cada caso.

Para el segundo tipo de cliente, comercios, hoteles, restaurantes, campings, etc. hago básicamente lo mismo pero en la carpeta imprimir pongo las fotos al máximo tamaño, 300 ppp y máxima calidad, sin compresión.

En algunas ocasiones te pueden pedir un archivo tif si van a imprimir las fotos con más calidad.

Y para los estudios de arquitectura, y empresas promotoras lo que suelo hacer es entregar el reportaje impreso en forma de libro y más una tarjeta USB con las imágenes en tres carpetas diferentes, una llamada Low Res, a 2500 px el lado largo, 72 ppp y 80% de compresión o calidad.

Otra llamada Hi Res con las fotografías al máximo tamaño, 300 ppp y máxima calidad, sin compresión.

Y en la tercera carpeta, llamada TIF, una copia en formato tif de máxima calidad y a 16 bits de profundidad de color. Eso hace que los archivos sean muy grandes pero permite imprimir a tamaños muy grandes como vallas publicitarias, etc.

Presentándolas de esta manera transmites una sensación de calidad y profesionalidad que no consigues de otra forma. 

Esta es la forma en que yo hago la entrega de mis trabajos, espero que te sirva de ayuda o guía para encontrar la manera que a ti te vaya mejor.

Mira este otro artículo que creo que también te ayudará Cuáles son las mejores horas para fotografías inmobiliarias

Un saludo

2 comentarios en “Presentar trabajo”

  1. Pedro Jiménez Molinero

    Muy buenas Joan!

    Al ir a ordenar las fotos en galería me dice “el origen seleccionado actualmente no es compatible con la opción de ordenar de forma personalizada” y no hay manera de que me deje cambiar el orden

    ¿Sabes alguna solución?

    Gracias

Deja un comentario

Ir arriba